Tech Apps

Una Mirada al Sector Tecnológico de México

Recientemente he escrito sobre la reforma energética en México y pueden encontrar mis boletines pasados aquí. Pero en México está pasando algo más que vale la pena seguir, y quiero compartirles mi opinión sobre el sector tecnológico del país.

La historia del sector privado de México es conocida por ser de monopolios y duopolios. Estas empresas, algunas de ellas enormes, dominan una variedad de industrias mexicanas, aprovechándose del beneficio lucrativo de muy poca o nula competencia, de los sistemas de distribución ya establecidos y de un amplio acceso al crédito. Aun así, a lo largo de los últimos años, ha surgido una nueva historia. Las empresas mexicanas incipientes o startups, como también se les conoce, especialmente aquellas en el terreno de la tecnología, están despegando y su éxito está ampliando el panorama económico de manera veloz.

Iniciar un negocio es relativamente común para muchos mexicanos. En 2013, más del 10 por ciento de los trabajadores mexicanos habían creado su propia empresa—incluyendo desde la tiendita de la esquina hasta una compañía de producción de alta tecnología. Estos emprendedores son de todas las edades y clases sociales, pero regularmente son jóvenes (entre los veintitrés y los treinta y dos años de edad) de la clase media de México.

Sin embargo, a diferencia de tan solo hace unos años, el cambio cultural es lo que se está dando en la comunidad de startups de tecnología. Nuevas empresas tales como Sindelantal.mx y Carrot aspiran a cambiar el modo en que los mexicanos hacen pedidos de comida o en el que piensan acerca de la renta de autos. Y las aceleradoras de empresa tales como 500 Mexico City y el Instituto de Modelo de Negocio y Acelerador en Querétaro, así como movimientos de emprendedores y redes como Tijuana Innovadora y Endeavor Mexico, están ayudando al despegue de la próxima gran idea.

De igual forma, se están organizando muchos eventos a lo largo del país con el fin de promover la creación de nuevas empresas. El Startup Weekend (principalmente fondeado por Google para Emprendedores) ya ha organizado más eventos en México que en ningún otro país de América Latina—reuniendo a desarrolladores, diseñadores y comerciantes durante cincuenta y cuatro horas para el lanzamiento de nuevas empresas. Los resultados han sido sorprendentes, con un crecimiento de la industria tecnológica en México tres veces mayor que el promedio mundial.

Fernando Luege es un ejemplo de esta creciente tendencia. Hace nueve años, Luege tenía dieciocho años, trabajaba solo en la Ciudad de México ayudando a empresas a procesar enormes cantidades de información. Él fundó Ondore y de manera incesante expandió el alcance de la compañía hacia la analítica y minería de datos. Hoy en día, los cuarenta empleados de Ondore, con oficinas en la Ciudad de México y en San Francisco,  buscan expandirse más hacia el norte de los Estados Unidos y hacia América Latina, después de recibir una inversión de $1.5 millones de dólares por parte de Alta Ventures, un despacho de capital emprendedor mexicano.

Sin embargo, muchas empresas startup mexicanas luchan para replicar el éxito de Ondore. Un problema con el que se encuentran es atraer al personal indicado. Aún con alrededor de 115,000 estudiantes de ingeniería y tecnología graduándose cada año de las universidades de México, muchos de ellos terminan trabajando en otros ámbitos o en el extranjero.

El acceso a internet también representa un problema, ya que solo el 43 por ciento de mexicanos son usuarios regulares de internet, comparado al 83 por ciento de estadounidenses. Aunque las ventas en línea están creciendo rápidamente— de $6.4 billones en 2012 a $9.2 billones en 2013—México sigue siendo un mercado limitado para el comercio electrónico.

El financiamiento también es un gran problema. Muy pocas empresas startup de México pueden conseguir un préstamo bancario y sólo 5 por ciento reciben capital emprendedor o fondos de inversionistas ángeles (a diferencia del 20 a 47 por ciento que reciben las empresas startup en Estados Unidos). Como alternativa, la mayoría de las nuevas empresas dependen de sus propios recursos o préstamos de familiares y amigos. Además, la mayoría de las startups mexicanas fracasan dentro de los primeros dos años, citando la falta de opciones de financiamiento como la razón principal.

Puede ser que este panorama de financiamiento esté empezando a cambiar. En 2012, la plataforma empresarial de Estados Unidos, Crowfunder, empezó a operar en México, buscando conectar a los negocios mexicanos con inversionistas. El gobierno también dio un empujón en el 2013 con la reforma financiera, que apunta a relajar las restricciones bancarias y expandir el acceso al crédito para las pequeñas y medianas empresas. Recientemente también se creó el Instituto Nacional del Emprededor (INADEM) para dar apoyo a los nuevos negocios. Con un presupuesto de $595 millones, el instituto ofrece entrenamiento y fondos a empresas startup que buscan resolver problemas del país a través de la innovación.

Estados Unidos también busca beneficiarse de la creciente comunidad emprendedora de México. Geekdom y HeroX se están asociando para posicionar a San Antonio como un núcleo de innovación regional, apostando a que México y sus startups puedan ser su ventaja competitiva. Su concurso, el Reto San Antonio Mexico, ofrece $500,000 a quien pueda ofrecer el mejor modelo para conectar las comunidades emprendedoras de San Antonio y México. Al conectar la innovación mexicana con el financiamiento y conocimiento empresarial de Estados Unidos, los grupos esperan multiplicar las oportunidades de las empresas tanto de Estados Unidos como de México—impulsando la competencia, nuevos servicios y servir como una fuente de innovación a comunidades en ambos lados de la frontera.

Desde su sector energético en expansión, hasta su transformadora reforma energética, México sigue ocupando los encabezados y creando oportunidades para una mayor inversión. Para seguir en contacto sobre las últimas noticias, investigación y actualizaciones sobre México, conéctense conmigo a través de Twitter,Facebook y LinkedIn.

Y, si ustedes o sus empresas están pensando invertir, crecer o expandirse hacia México, por favor no duden en llamar o escribirme.

 

Sinceramente,

Antonio Garza

Perspectiva Tecnológica

La publicación Technology Newsflashde White & Case, ofrece un análisis político y regulatorio de una variedad de temas que impactan a los negocios del sector tecnológico. Pueden leer las últimas piezas aquí o seguir a White & Case en Twitter para las publicaciones minuto a minuto de Techonology Newsflash.

 

Noticias

Junto con el Ex Senador, Pete Domenici, y el Ex Subsecretario del Departamento de Energía, Raymond Orbach, escribí una columna publicada en el Houston Chronicle, resaltando la necesidad de una fuerte colaboración entre México y Estados Unidos para capitalizar la perforación de gas y petróleo en mar abierto. Pueden leer nuestro punto de vista en línea aquí.

 

Por si se lo perdieron

En la portada de su edición de octubre, la revista Eagle Ford Shale, publica una entrevista en la que hablé de la reforma energética de México y su potencial impacto y oportunidades para Texas. La pueden encontrar en inglés aquí.

 

Análisis de las Reformas Mexicanas

Mi perspectiva y el más reciente análisis de temas relacionados con la energía y su impacto en Estados Unidos y México, realizado por nuestro equipo de White & Case, están disponibles en línea aquí.